LA ENERGIA Y LAS FORMAS

La K. Sutil  busca y trata el impacto energético que deja una vivencia o suceso más o  menos dramático  y que bloquea el libre flujo de  energía, cuando esto ocurre se ven alterados distintos órganos o sistemas de información. La K. Sutil  es un camino para encontrar esos bloqueos y restaurar dicho flujo.

LA ENERGIA Y LAS FORMAS

El universo está formado partículas de energía infinitamente pequeñas. Uniendo estas estas partículas, obtenemos un átomo (hidrógeno, carbono, titanio,…). Cuando los átomos se unen forman moléculas, están generan, viven y se desarrollan con energía. Las moléculas forman células.  Las células viven gracias a las sustancias químicas y a la energía. Las células unidas conforman los tejidos, los órganos y los sistemas del cuerpo.  Finalmente, el cuerpo humano es un entramado de sustancias químicas y energía.

De este modo llegamos a que todo lo que vemos a nuestro alrededor, todo lo que existe, ya sea vegetal, animal, mineral, gas, líquido, sólido o cualquier otra cosa, está hecho de energía. En algunos casos los átomos vibran tan despacio que se muestran en forma de minerales y rocas. En otros vibran más deprisa y se manifiestan como plantas, animales y personas, mientras que otros mucho más rápidos son los que crean nuestras ondas de televisión y de radio, imposibles de ver con nuestros ojos.

Cada uno de nosotros formamos un campo de energía que contiene patrones de información propios y una frecuencia de vibración energética característica.

Asimismo, todo lo que nos rodea, personas, animales y objetos de todo tipo también posee su propia frecuencia de vibración energética. En el momento en que nuestra energía entra en contacto con cualquier otra energía que nos rodea generar una vibración conjunta, si ambas frecuencias de vibración están acompasadas amplifican dicha frecuencia vibratoria, o bien pueden generar una interferencia en caso de no estar acompasadas, pudiendo anular o reducir sensiblemente nuestra vibración energética. En algún grado, estamos amplificando o reduciendo nuestra propia vibración energética con todo, desde nuestros automóviles, hasta nuestras casas, pasando por nuestras amistades, vecinos, animales de compañía, etc.

Dolores  Picallo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s